Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Filtrar por Áreas temáticas
"La innovación social y ambiental estará en el foco de los nuevos modelos de financiación europea", Esteban Pelayo, director de EURADA

"La innovación social y ambiental estará en el foco de los nuevos modelos de financiación europea", Esteban Pelayo, director de EURADA

La globalización de los mercados no solo interesa a Esteban Pelayo Villarejo, director de la Asociación Europea de Agencias de Desarrollo, para incentivar la transformación digital de las empresas, sino para sobrevivir en la nublada Bruselas sin prescindir de los sabores murcianos. "Compramos por internet a una tienda de Cabo de Palos. Tenemos idealizada Murcia", afirma el ingeniero, experto en gestión de la innovación y con una dilatada experiencia en proyectos tecnológicos.

Desde su visión en el corazón de la UE, defiende las ventajas de un mercado común para afrontar los cambios políticos y los conflictos comerciales a gran escala. Prevé una Europa centrada en aumentar su inversión en innovación, que la aleja de China y EEUU, y sobre todo en impulsar los nuevos modelos de negocio volcados con el medio ambiente y el bienestar social.

EURADA, con agencias de 23 países europeos, jugará un papel fundamental en la cooperación entre las regiones para impulsar el crecimiento de las empresas, pero también para mantener el músculo de una Europa 'postBrexit'.

 

La UE parece vivir en dos planos, entre el de los conflictos políticos de los estados, y el de la ebullición de la tecnología y la innovación que mueven las empresas, ¿en qué medida afecta al mercado y al desarrollo empresarial?

Sí se ven afectadas. Hay un problema con el Brexit, que tiene mucha relevancia para la Región. Sin embargo, las empresas murcianas tienen acceso libre a un mercado de más de 500 millones de habitantes y cualquier cosa que pase tiene un impacto fuerte, y a medio plazo podrán cambiar  un mercado por otro. El mercado interior está tan consolidado que el impacto de un país sobre las fronteras se ve minimizado.

La base de este club es un mercado común, que está fuerte y tiene reglas acordadas por todos para que no distorsionen la competencia aunque haya problemas políticos. Hay problema en cuanto al respeto a las reglas de juego internas, los problemas de migraciones, y no nos estamos dando cuenta. Pero se están proponiendo soluciones, por ejemplo para el nuevo periodo de programación 2021-2027 de los fondos del INFO, que emplea una parte de ellos para apoyar a las empresas, y estarán vinculados a las prioridades del semestre europeo (lo que deciden los jefes de Estado y de Gobierno conjuntamente) y a una serie de principios fundamentales de respeto a derechos y separación de poderes.

La Unión Europea se acaba de dotar de una herramienta para cortar a quien no respeta las reglas. El Parlamento europeo va a tener más poder y el balance de las políticas está más estructurado. Por ejemplo, tenemos un programa de investigación y desarrollo, Horizonte 2020, del que al menos un 20% del presupuesto debe llegar a las pymes. Esto fue una medida estupenda que introdujo el Parlamento europeo en 2013.

La Región de Murcia lleva tiempo preparándose para el nuevo tablero de juego 'postBrexit', pero a estas alturas ¿qué cree que deparará a las empresas murcianas?

El INFO fue pionero en el Cheque Brexit y en los preparativos ante el nuevo escenario. Y las agencias británicas, que también son miembros de Eurada, también comenzaron hace tiempo a preparar a sus empresas. Me preocupaba que hubiera una descompensación que colocara a las empresas británicas en una posición favorable.

Estas prórrogas han ayudado además a prepararse a quien no lo estuviera ya porque el impacto es fuerte, aunque se ha ido amortiguando con los aplazamientos. Va a tener consecuencias considerables, pero a la larga habrá acuerdos comerciales para beneficio mutuo, porque el RU es un país homologable. No va a haber una frontera cerrada, y se firmarán acuerdos de acceso al mercado, como tenemos con Noruega o con Suiza.  

Los empresarios murcianos están inquietos por las condiciones que impondrá el RU en los productos fitosanitarios, y también en las dilaciones en las fronteras.

Estos y otros aspectos se ven con intranquilidad, sobre todo porque puede haber problemas en las fronteras a corto plazo, pero esto nos da idea de las ventajas de tener un mercado único. Creo que los británicos no han hecho un buen negocio. Se conformarán con tener acceso a un gran mercado junto a otro pequeño. Antes estaban, y con cuota de poder, en la toma de decisiones, pero a partir de ahora, no.

Otra cuestión es que en un club es bueno tener diversidad e incluso posturas críticas. Creo que es una pena que los británicos abandonen la UE. Han proporcionado buenas ideas, como el uso de instrumentos financieros utilizando los fondos estructurales FEDER para proporcionar apoyo financiero a las empresas, de forma que cuenten con más garantías, y el intermediario se puede arriesgar más. Ahora parece evidente usar los fondos estructurales para intervenir en el mercado del crédito, pero fue idea de los británicos.

En esa línea, desde Bruselas se ve como un gran desafío la integración de los países del centro y este de Europa. Las empresas españolas se benefician de los fondos estructurales europeos en esos países, sobre todo las grandes constructoras de infraestructuras. Deberíamos tener una política de cohesión efectiva, porque en estos psíses del centro y este de Europa tenemos una gran oportunidad para mejorar la competitividad.

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, ya ha señalado la necesidad de una estrategia para las pymes y fórmulas de la 'green economy' para la sostenibilidad.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China tiene de momento un beneficiario, la UE, que ya registra un aumento de las ventas de 2.700 millones de euros, según el informe de Naciones Unidas, ¿prevé que se desinfle este pico en las exportaciones por los aranceles de Trump a productos españoles?

Estamos perdiendo la carrera con las marcas americanas, mientras que asociamos a los chinos con el comercio barato a pesar de que están invirtiendo mucho más en desarrollo tecnológico que en la UE. No solo tienen muchos más ingenieros que en la UE, sino que el volumen de inversión neto en I+D de las empresas chinas es mucho mayor. Nosotros tenemos el liderazgo en ciencia básica, pero luego tan solo el 8% se traslada a las innovaciones. En Inteligencia Artificial, Europa se queda detrás de Estados Unidos y de China. Estamos estancados en el 1,8% del PIB en desarrollo tecnológico, y allí van a una velocidad mucho mayor.

La guerra comercial es difícil de entender. Creo que están intentando ponerse palos en la carrera. Lo esperable es que esta situación se desinfle. China no cumple las normas de comercio tal como las conocemos, hay que ponerle medidas antidumping -contra la práctica de exportar a precios inferiores al valor normal del producto en su propio mercado local-, y no cuentan con una democracia plena. Ahora empiezan a tener conciencia del medio ambiente, pero antes no tanto. Además hay que estar alerta en su intervención en países del tercer mundo para la compra de recursos.

¿Cree que las amenazas arancelarias de Trump hacia determinados productos, pueden poner en peligro sectores como el vino murciano?

El amparo de la UE lo tienen todos los sectores porque las condiciones comerciales las negocia la UE. La política económica de Trump es la que es, y parece que lleva a ese país como si fuera una empresa privada, amenazando por Twitter. Sin embargo es peligroso asociar un presidente a un país. En EURADA tenemos relación estrechísima con la Asociación de Agencias de Desarrollo de Estados Unidos. La aceituna española tiene dificultades en el mercado americano, pero lo que importan son las políticas a largo plazo, que es lo que nos ocupa a las agencias de desarrollo. Más allá de vaivenes conyunturales, tenemos la responsabilidad de dar certezas a los empresarios. Por eso podemos intervenir para amortiguar determinados desequilibrios, apoyar la apertura de nuevos mercados y, si tienes problemas, ayuda en la búsqueda de proveedores o alternativas comerciales. Este modelo de intervención pública en la economía regional tiene éxito en todo el mundo y se puede apoyar a grupos pequeños de empresas de sectores muy concretos. También desde las agencias fomentan la innovación, captan inversiones extranjeras, vigilan y advierten sobre las repercusiones de la política internacional, con el fin de dar confianza y aportar capital en forma de garantías y ayudas para crear empresas. Hay una estructura resiliente y estable en la economía regional.  

¿Cuál es la imagen y la posición de los productos murcianos en la UE?

Los productos agroalimentarios son muy conocidos. Y tienen una imagen muy buena.

¿Y en innovación?

En innovación, desgraciadamente no tanto. En gestión del agua y en tecnología agrícola, sí. Los murcianos aquí se llevan ese tipo de negocios. En eso Murcia es supercompetitiva.

¿Algún caso de éxito del desarrollo tecnológico murciano en la UE que le venga a la mente?

Llevamos a cabo un proyecto Erasmus+ del Centro Tecnológico del Mueble con británicos, alemanes, italianos, belgas y españoles para mejorar la cualificación del personal en Industria 4.0. En la conferencia final, en Bruselas, con empresas de Murcia, el Servicio de Empleo y Formación (SEF), la Universidad Politécnica de Cartagena y yo, como director de EURADA, nos dimos cuenta de que la mitad de los 'speakers' eran murcianos. También intervino una investigadora murciana de un centro de investigación de Karlsruhe.

¿Hay ya un 'lobby' murciano en Bruselas?

Sí, y es una señal positiva.

¿Cómo participa Murcia en el programa Interreg Europa para mejorar la cooperación entre las regiones?

Murcia lidera el proyecto 'Scale Up'. En el INFO imaginaron que sería útil para que las empresas crezcan por encima del 20% en tres años. Participan la región de Northern Hesse (Alemania), Atica (Grecia), de Lazio (Italia), Lubelskie (Polonia), Nottingham (Reino Unido) y Murcia. Entre todos van a descubrir cómo influir desde el punto de vista de la agencia de desarrollo para ayudar a las empresas a crecer de forma acelerada. Una parte de los fondos FEDER que emplea el INFO se destinará a aplicar los resultados positivos de este proyecto. EURADA hace lo mismo proporcionando ideas de las 77 agencias de desarrollo que son socios.

La UE es el mercado natural de los productos murcianos, y su referencia en innovación, pero también una fuente de financiación para la I+D. ¿Qué fórmulas de financiación sostenible prevé que se implanten o consoliden?

El modelo económico está cambiando. La tendencia es complementar el modelo productivista con otros servicios y productos distintos, como los ambientales, pero este modelo va más rápido que los intermediarios financieros. Vamos a organizar en Valencia una conferencia internacional sobre financiación de impacto, ante la aparición de nuevos productos y servicios. En esa conferencia, prevista para noviembre de 2020, tenemos que pensar qué instrumentos financieros podemos utilizar para apoyar a este tipo de empresas.

¿Qué sectores entran en el foco de las nuevas fórmulas de financiación europeas?

Las prioridades de la nueva Comisión Europea están fuertemente relacionadas con el medio ambiente. Se aspira a que Europa lidere la transición hacia un planeta saludable y un mundo digital. Modelos de negocio que tenemos ya en nuestro día a día, como los que impulsan la movilidad en las ciudades, el coche compartido, los patines y otros ejemplos. Las empresas tradicionales van a tener que hacer lo mismo con menos impacto. Von der Leyen ya ha marcado el objetivo de que seamos el continente con 'cero emisiones'. La innovación social también tendrá mucha importancia.

¿Qué otros objetivos tiene la Asociación Europea de Agencias de Desarrollo para el próximo año?

La Asociación se creó en 1991, y uno de los fundadores fue el INFO. El objetivo era entonces el intercambio de buenas prácticas entre los representantes de las agencias, y hoy en día sigue siendo el mismo. Hay nuevos desafíos.

Lo principal para 2020 es establecer el concepto de ecosistemas de innovación más allá de proyectos para que garanticen la perdurabilidad de las iniciativas que surjan.

WEB EURADA

SCALE UP (INTERREG EUROPA)