Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Filtrar por Áreas temáticas
Geniotic: 'Los cobots evitan tareas repetitivas al hombre sin excluirlo del proceso productivo'

Geniotic: 'Los cobots evitan tareas repetitivas al hombre sin excluirlo del proceso productivo'

'La competitividad de las empresas estará ligada a la automatización de los procesos productivos', afirma Marcos Hidalgo, el ingeniero mecánico de la empresa de robótica ubicada en Molina de Segura

Ya hay trabajadores que tienen como compañero de trabajo a un robot. No pueden irse a tomar un café con él a media mañana, ni comentar la serie que vieron durante el fin de semana, pero ese colega metálico les evita trabajos poco ergonómicos, en ocasiones lesivos para su salud y, sobre todo, agiliza las líneas de producción.

Esta fórmula máquina-hombre es una de las especialidades de Geniotic Solutions, la empresa tecnológica murciana pionera en la integración de la robótica colaborativa en la Región de Murcia.  

Los robots colaborativos o 'cobots' "permiten trabajar mano a mano con el operario sin necesidad de barreras de seguridad, ocupan menos espacio, son más flexibles y se pueden instalar en zonas donde sería inviable el uso de robótica tradicional", explica el ingeniero mecánico Marcos Hidalgo, miembro de la 'startup' tecnológica de Molina de Segura. Desde que crearon un equipo de jóvenes ingenieros con una visión creativa en 2019 y comenzaron a instalar sus brazos automatizados en las fábricas murcianas, no han parado de expandirse por todo el territorio nacional.

La robótica colaborativa forma parte de la Estrategia 'Industria 5.0' promovida por el INFO; que pondrá en los próximos seis años más de 30 millones de euros para que el tejido empresarial de la Región incorpore mejoras a través de la inteligencia artificial, la robótica y la ciberseguridad.

La robótica colaborativa permite el trabajo de la máquina y el hombre, ¿qué ventajas tiene esa unión en términos de eficacia para la industria?

La robótica tradicional y la colaborativa no compiten. Son tecnologías diferentes que aportan distintos beneficios según su aplicación. La tradicional siempre va a estar presente, porque es necesaria y sería un error prescindir de ella. En Geniotic conocermos ambas tecnologías.  

El robot colaborativo beneficia especialmente a las pymes, en las que intentamos romper la barrera para que se lancen a la automatización. Por ejemplo, en los finales de la línea productiva, donde el trabajo se vuelve más repetitivo, sin aportar valor alguno al producto, como en el proceso de encajado, empaquetado y paletizado.

Se trata de optimizar esas tareas repetitivas, pero también de tener capacidad física de incorporar un robot, ya que en estas empresas medianas el espacio el limitado porque van creciendo y cambiar o ampliar instalaciones supone una gran inversión. Al ser un robot más pequeño, ocupa una huella más reducida dentro de la fábrica y es más viable.

¿Qué papel tiene el hombre en la robótica colaborativa?

Es la pregunta estrella. No se trata de eliminar al trabajador, sino de reubicarlo. Las empresas para ser competitivas van a tener que automatizarse. Países como Alemania y China son referentes por sus índices de paro reducidos y son, precisamente, los que tienen una mayor tasa de robots instalados por número de habitantes. La idea es sacar a la persona del proceso productivo y reubicarlo en una posición que aporte mayor valor a la empresa, tales como controlar y supervisar dicho proceso.

Vivimos una revolución industrial con el nombre de Industria 4.0 y esto es algo inevitable. Debemos prepararnos para la reubicación de las personas, ya que se buscará una mano de obra más cualificada.

Hay funciones que no se pueden automatizar por completo y es inevitable la mano del hombre. En la robótica colaborativa, el humano trabaja con el robot sin necesidad de barreras de seguridad, mientras que un robot tradicional tiene que funcionar con una valla externa. En la colaborativa, la persona sale del proceso productivo y asume una labor de supervisión.

¿Qué tipo de tecnología será más demandada en el futuro próximo?

Depende de la aplicación y del tipo de empresa. No consiste en introducir maquinaria, sino la precisa que te haga más productivo y más competitivo en el mercado. Estamos inmersos en una revolución industrial y son muchas las empresas que ya llegan tarde.

De igual forma, también existen otro tipo de empresas que ya tienen inculcada esta filosofía y saben que es el único camino para ser competitivos, por lo tanto, mientras unas empresas estarán en un futuro próximo aplicando tecnologías más avanzadas como un gemelo digital, otras estarán implementando su primer robot.

¿Cuál es la tecnología más demandada actualmente en la Región de Murcia?

No hay una tecnología mejor o peor que otra. Al final, todas nuestras instalaciones son trajes a medida que se diseñan y dimensionan en base a las necesidades de un cliente en concreto.

Se trata de estar a la vanguardia de todas las tecnologías y diseñar una solución que atienda a las necesidades del cliente generando una sinergia entre todas ellas.

En nuestro caso, hemos desarrollado maquinaria especial, pero estamos especializados en robótica. Realizamos instalaciones para empresas de distintos sectores, pero sí que es cierto que las aplicaciones más comunes que se demandan son los procesos de manipulación ubicados en los finales de línea como es el paletizado.

¿Cuáles son los sectores más avanzados en la Región en transformación digital?

El alimentario y el agroquímico están muy preparados y tienen una automatización mayor que otros.

¿Y los más rezagados en la incorporación de tecnología?

Hay sectores que aún tienen mucha capacidad de automatización pero no son tan susceptibles de automatizar porque requiere fuertes inversiones. El sector hortofrutícola y el de la construcción tienen aún un proceso de transformación por delante.

¿Las empresas murcianas están posponiendo o replegando sus planes de inversión en tecnología por esta situación de incertidumbre, con la inflación y la crisis energética?

Hay de todo. Hay empresas grandes que no pueden parar, y siguen invirtiendo constantemente pero otras no tienen esa mentalidad de avanzar y están paralizando inversiones o focalizándolas en instalar placas solares para ser más eficientes a nivel energético ante la situación que vivimos a nivel mundial.

Es otro desafío de la era tecnológica, ¿de dónde sacaremos la energía para alimentar ese ejército de nuevas máquinas?

Las máquinas son cada vez más eficientes, pero requieren un consumo de energía. Sin embargo, lo que más problemas nos está generando es la falta de suministro de los componentes electrónicos. Todas las máquinas llevan electrónica interconectada. Antes contábamos con unos plazos de entrega de procesadores relativamente inmediatos, mientras que ahora llega al año o al año y medio. Por eso siempre estamos buscando opciones que nos permitan cumplir con los plazos de entrega. Es complicado y eso sin contar la subida de los precios.

¿Qué repercusión tiene esta situación en la demanda de la empresa?

Tenemos bastante trabajo de robótica industrial y colaborativa para automatizar el empaquetado y el paletizado en distintos sectores. También estamos en un proyecto de automatización en el sector metalúrgico para el manipulado de barras de grandes dimensiones, que era una tarea hasta ahora manual y, por medio de la robótica, pueden ganar tiempo y seguridad.

¿La automatización permite abrir nuevas líneas de negocio?

La automatización surge a partir de un producto ya creado. Una vez el producto está claro y se ve su aceptación en el mercado es cuando se inicia la optimización de los procesos de fabricación con el fin de ser competitivos y obtener un producto con mayor rentabilidad. Pero se necesitan unas ventas de producto que respalden la amortización del proyecto de automatización.

¿Qué ejemplo de automatización puede explicar sobre una empresa de la Región donde hayan comprobado las ventajas de la tecnología?

Hemos instalado robótica colaborativa en Francisco Aragón -fabricante de productos químicos para el cuidado del hogar-, donde tienen robótica tradicional y colaborativa. La velocidad al final de la línea era baja y, como tienen muchas líneas de producción y no exceso de espacio, se optó por instalar cinco robots colaborativos que agilizaran el paletizado.

Hay que tener en cuenta que el paletizado realizado por personas está obsoleto. Quien quiera ser competitivo no puede tener a personas paletizando, porque es una tarea de ergonomía cero y no aporta valor al producto. Esa mano de obra puede dedicarse a tareas que sí aporten valor.

¿Cómo afrontan la financiación de la innovación, ya que en una empresa de servicios tecnológicos la actualización es constante?

En I+D e innovación siempre estamos en desarrollo. Desde el principio hemos tirado de financiación propia, aunque hemos contado siempre con la ayuda y el apoyo del INFO.

¿Qué balance hacéis de vuestra participación en el programa de Empresas con Potencial Tecnológico y Escalable del INFO?

Esta filosofía emprendedora del INFO es muy positiva. Nos ha permitido tener más visibilidad, un respaldo de confianza, y acercarnos a clientes que de otra manera no hubiéramos podido llegar.

¿Qué ventajas tenéis al estar en el Catálogo de Habilitadores Tecnológicos del INFO?

Nos acerca a clientes nuevos y también nos permite conocer la capacidad de otras empresas, con las que además podemos colaborar.