Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Filtrar por Áreas temáticas
Gestión de datos y 'ecotecnologías' son las soluciones más demandadas por las grandes compañías murcianas

Gestión de datos y 'ecotecnologías' son las soluciones más demandadas por las grandes compañías murcianas

Las 6 empresas participantes en el programa TRACCIÓN del INFO piden "una mayor conexión con las universidades" y "más visibilidad de las 'startups' tecnológicas"

Ser cada vez más ágiles, más sostenibles. Es el objetivo de las empresas consolidadas de la Región, inmersas de lleno en sus propios procesos de digitalización. Unas, al ritmo que les marcan sus clientes, convertidos en cometas del cambio tecnológico. Otras, con plazos marcados en una estrategia interna de transformación industrial para no descolgarse de los mercados cada vez más exigentes con la eficiencia y el medio ambiente. El que paga ya no quiere solo el mejor producto, sino también un proceso limpio y preciso. "Sabemos que hay un futuro digital, por eso estamos comprometidos con la sostenibilidad y el medio ambiente, siempre atentos a soluciones enfocadas a la economía circular, la Inteligencia Artificial (IA), Internet de las Cosas (IoT) y ciberseguridad", afirma Gabriel Veiga, director de Servicios, Calidad e Innovación de Andamur, dedicada al servicio integral al transportista, con más de 650 estaciones por Europa.

Las 'startups' tecnológicas murcianas tendrán oportunidad de escuchar las necesidades de sus compradores, las marcas que conforman el sustrato más sólido del tejido empresarial de la Región, el 22 de junio en un nuevo encuentro del programa TRACCIÓN 2021. Organizado por el INFO, la cita responde a la demanda de visibilizar la oferta tecnológica murciana y conectarla con el mercado interno. "El cuadro de mandos con el que trabajo es murciano, porque preferimos acudir a proveedores cercanos", señala Luis Mesa del Castillo, CEO del hospital que lleva el nombre de su abuelo, toda una referencia en medicina y pruebas diagnósticas en Murcia.

Otras seis compañías con planes de inversión digital en marcha y varias décadas de historia, con experiencia en cicatrizar las crisis, están invitadas al cara a cara con los 'tecnoemprendedores' murcianos.

El programa promovido por el Departamento de Crecimiento Empresarial del INFO con la Red Punto Pyme, quiere estrechar las relaciones comerciales dentro de las fronteras regionales como 'vacuna' contra los vaivenes de la economía internacional.

BELTÁ FRAJUMAR, LA ALEACIÓN PERFECTA PARA EL MUEBLE

Mitad hierro, mitad junco es la aleación elegida por la yeclana Frajumar para su filosofía empresarial. "En la crisis de los noventa subió mucho el coste del metal, que era sobre todo lo que fabricaba mi padre, así que cambió de estrategia y enfocó la producción al mueble de madera tapizado", explica Francisco Juan Ortiz, CEO de la fábrica familiar, con más de medio siglo de historia.

Esa flexibilidad vegetal que Darwin señaló como esencia del superviviente es la que conservan los tres hijos del fundador, Francisco Juan Martínez. Así lo hicieron también "hace 17 años, cuando apostamos por el sector Contract y la internacionalización", afirma el empresario. Hoy generan el 70% de su facturación con el suministro a hoteles y hospitales, aunque la pandemia ha disparado la demanda de mobiliario para viviendas.

Habituados a adaptarse al mercado, cree que "es momento de escuchar al cliente y responder a la demanda de muebles con más altura, que permitan espacios amplios de trabajo en restaurantes y hoteles", afirma.

En el competido mercado del mueble les diferencia "el diseño de producto y de estrategia de empresa, con una Responsabilidad Social Corporativa (RSC) muy marcada", señala. La creación del concurso internacional de entornos Contract InterCIDEC ya va por el sexto año incorporando a estudiantes de arquitectura e interiorismo para generar proyectos frescos, que han tenido su influencia en el diseño y la ergonomía del mueble.   

En pleno proceso de digitalización, según su plan interno hasta 2023, han puesto el foco en tecnificar "la fase de producción, la zona de carga, la gestión de proveedores y de clientes", explica el CEO. Frajumar ha apostado principalmente por proveedores de la Región, tanto para las materias primas como para las herramientas tecnológicas. "En un 90% lo cubrimos con empresas de Yecla y el Centro Tecnológico de la Madera y el Mueble (CETEM)", describe Juan Ortiz. Buscan perfilar "una logística más sostenible, con materiales de embalaje más ecológicos, y una capacidad de entrega más rápida", sobre todo ahora que los costes de transporte se han disparado con la pandemia.

SYMBORG, LA VITAMINA NATURAL DEL AGRO

La potencia de la agricultura murciana no es resultado de una varita mágica. Cada tomate de Mazarrón y cada melocotón de Cieza llevan detrás un cerebro de ingeniería e innovación desarrollado por firmas como Symborg, especialista en biotecnología para potenciar el rendimiento de los cultivos con los mínimos recursos. "Murcia es el Silicon Valley del agro", destaca Jesús Juárez, socio fundador y CEO de la empresa fundada en 2010 para diseñar y fabricar bioestimulantes y biofertilizantes.

Su voluntad tecnológica se ha materializado en la recién inaugurada planta industrial de Alhama de Murcia, con 40.000 metros cuadrados para la investigación y la fabricación de soluciones agrícolas. Con una inversión de 28 millones de euros, incluye una estación de hidrólisis diseñada con criterios de economía circular, residuos cero y eficiencia energética.

"Empezamos a hablar de bioestimulantes cuando nadie lo hacía, a promover los productos sostenibles cuando aún no cundía la conciencia ambiental, y a defender que la biotecnología iba a jugar un papel fundamental en la agricultura del siglo XXI", indica el ingeniero. La compañía ha invertido más de 8 millones de euros solo en I+D en los últimos tres años para hacer realidad el mayor impulso de competitividad digital, que le permita mantener su cuota de mercado en más de 50 países. A su sede en la Región suma 9 filiales en puntos cardinales del agro como Portugal, Francia, Estados Unidos, Brasil, México, Chile, Perú, Turquía y China.

"El sector agrícola se encuentra en plena transformación", afirma Juárez. Por esa exigencia de constante evolución, Symborg se mantiene alerta ante "todo aquello que ayude a hacer una agricultura más sostenible, más innovadora, más tecnológica", señala el CEO. Les interesan soluciones "para completar nuestros procesos y también otros que podamos integrar en nuestro catálogo", afirma. Con el alto nivel de desarrollo del sector primario murciano, el empresario cree que "necesitamos más visibilidad y perder complejos". Como "gran reto, tenemos que incrementar la transferencia tecnológica entre la universidad y la empresa y pensar en la globalidad".

MESA DEL CASTILLO, EL PRESTIGIO COMO RECETA

"La confianza" es el principio del tratamiento médico que prescribe el hospital Mesa del Castillo, en la ciudad de Murcia. Lo sabe Luis Mesa del Castillo, director y nieto del fundador, que hace 73 años fundó el centro hospitalario en Ronda de Levante después de haber practicado "medicina de guerra en el actual colegio de los Maristas".

A lo largo de una historia de crecimiento, con el posterior policlínico en la plaza Circular y después en Ronda Sur, la clínica se ha convertido en una marca de prestigio en medicina y cirugía que realiza 90.000 actos médicos al año.

Continuaron la tradición de fiabilidad los hermanos Miguel y Fernando, hasta llegar a la tercera generación. "Nos destaca la atención al paciente, la calidad del personal y la política de reinversión de casi el total de los beneficios", asegura el CEO. La constante inversión en tecnología les llevó a alcanzar hitos médicos en la Región como la primera tomosíntesis mamaria en 3D y la primera operación con fusión de imágenes de cáncer de próstata. Precisamente esta técnica les ha permitido ser los primeros en realizar "biopsias con una precisión mayor".

Del espíritu de servicio del médico militar que fundó la empresa, el empresario sabe que "tenemos que mantener mucha sensibilidad con la tecnología, pero eso no sustituye la necesidad de contar con los mejores médicos, que son en los que la gente confía".

Para mantener el nivel de digitalización en primera línea, recurren a proveedores de la Región, aunque la tecnología médica procede del exterior. "Colaboramos con hospitales y universidades", afirma el director. En su proceso de transformación, buscan soluciones para el tratamiento de imágenes y para el apoyo técnico en el área médica y de organización del hospital. Con una fama de confianza que le precede en la realización de pruebas diagnósticas, el centro hace frente al reto de la "escucha permanente". "Escuchar mucho en la vida" es la filosofía del economista, para mantener el nivel de innovación que ya marcó su abuelo y que convirtió el hospital Mesa del Castillo en el primero de la Región en realizar cirugía sin hospitalización en los años ochenta.

ANDAMUR, POR RUTAS SEGURAS

Si se pudiera trazar una línea de puntos entre las 650 estaciones de servicio asociadas de Andamur, uniría 9 países europeos a las seis áreas de servicio propias que tiene en España la empresa murciana dedicada al servicio del transportista. Son, desde hace 30 años, la ayuda en carretera que necesitan los que mueven mercancías por Europa. "Cuando decimos todo lo que necesitan, nos referimos a tarjetas de combustible, dispositivos de peajes, recuperación de IVA e impuestos especiales y asistencia ante la 'Ley Macron', entre otros servicios", precisa Gabriel Veiga, director de Servicios, Calidad e Innovación de Andamur.

Ya en ruta, el transportista encuentra en estas áreas de servicio desde restaurantes a lavanderías, hoteles, tiendas, supermercados y estacionamientos vigilados. "Incluso un gimnasio en Andamur La Junquera", señala Veiga. Con casi 200 empleados, se sitúan en el octavo puesto de la tabla nacional de compañías del sector, y en el 15 entre el empresariado murciano. Un gigante crecido con el estirón del potente sector logístico murciano.

La clave de su expansión ha sido "escuchar siempre a nuestro clientes, desde el propietario de una gran empresa hasta cada uno de los conductores, porque todos nos muestran el camino de los productos y servicios por desarrollar", explica el responsable. Esa "escucha activa" se ha materializado en un servicio de asistencia telefónica de 24 horas los 365 días del año.

Para consolidar el ecosistema empresarial de la Región, Veiga destaca la necesidad de "potenciar la relación de las 'startups' con grandes empresas, para que las emergentes desarrollen sus productos y sumen clientes aliados de referencia". Para las compañías ya consolidadas, cree que estrechar lazos "les permitiría contar con un equipo externo implicado y motivado para satisfacer sus necesidades y retos sin necesidad de destinar personal propio".

Con casi 300 millones de litros de combustible vendidos al año, Andamur se encuentra en búsqueda constante de soluciones tecnológicas que aumenten la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, desde ciberseguridad a Inteligencia Artificial o Internet de las Cosas.

HIDROCONTA O EL CEREBRO TECNOLÓGICO DEL AGUA

"Exploramos tecnologías de medición del agua por ultrasonidos y por radar, Internet de las Cosas (IoT) para el envío eficiente de datos de los contadores, soluciones para una agricultura de precisión", expone Alfonso Corbalán García, CEO de Hidroconta, la firma murciana especializada en control de redes hidráulicas de riego y abastecimiento. En 1983, su fundador, Alfonso Corbalán Carreño, abrió camino a la gestión del bien común más escaso con el uso de bombas de agua. Hoy, su sucesor compite con la tecnología europea y americana en el registro de flujos y caudales para el aprovechamiento hasta la última gota.

Hace cinco años que Hidroconta inició su transformación digital y ya ha obtenido el resultado de un esfuerzo que le supone entre el 10% y el 15% anual de inversión en innovación. "Nos ha permitido obtener de los desarrollos tecnológicos gran parte de los ingresos", afirma Corbalán. La revolución del contador manual hacia la transferencia de datos a la nube ha llevado a la empresa a la primera liga del sector. Les ha despejado las vías hacia "la diversificación de mercados, ya que antes vendíamos toda nuestra producción en el sur de España, y ahora exportamos el 70% al norte de Europa, Sudamérica, el norte de África y el Sudeste Asiático".

Para nutrir su 'hambre' tecnológica, se provee de herramientas tanto con sello murciano como de marchamo internacional. "Hemos hecho proyectos de desarrollo con universidades y centros tecnológicos en la Región, pero también buscamos fuera, aunque sería más práctico y cómodo que los equipos mixtos de ingeniería informática y tecnología agrícola funcionaran en Murcia", argumenta Corbalán. Echa de menos más visibilidad de la oferta tecnológica regional. "Hay mucho emprendimiento y no lo conocemos en su totalidad", afirma el empresario.

La fórmula del CEO es "un equipo profesional de primer nivel, que combina experiencia y juventud, apostar por la innovación y la tecnología, diversificar, salir a los mercados exteriores, constancia y suerte".

AROMAIS, TECNOLOGÍA AL PUNTO DE SAL

"Sal marina, aire y tiempo" siguen siendo los elementos que dan lugar al jamón, según describe Alejandro Muñoz, CEO de Aromais, cuyo sabor llega cada día a más de 30 países, sobre todo para los paladares asiáticos. No han cambiado tanto los requisitos desde que Benito Muñoz comenzó en los años cincuenta a curar perniles de cerdo en Balsapintada, en una llanura de Fuente Álamo. La esencia tradicional permanece, aunque el 10% de los ingresos, que la compañía invierte cada año en I+D, ayuda a "homogeneizar el producto, tener una producción constante y más saludable, con menos sal", explica el nieto del fundador. Esa tradición jamonera, que dejaron los romanos tras desembarcar en las costas de Cartagena, ha sobrevivido en el arte de la matanza a través de los siglos, hasta llegar al perfeccionamiento del método que Aromais ha implantado con la tecnificación de su fábrica.

"Estamos en constante renovación, con equipos de aire, ventilación y control de la humedad, sistemas de energía 100% renovable, aprovechamiento del agua, formación del personal y normas voluntarias de garantía alimentaria", destaca el empresario. El desafío digital les ha llevado a colaborar con las universidades murcianas y los centros tecnológicos. "Es invertir en futuro", confirma Muñoz.

Fusionar tradición y tecnología les permite producir 500.000 piezas al año de un producto más natural y adecuado a la tensión arterial. El reto impone "nuevas formas más sostenibles", apunta el propietario de la empresa familiar. "Estamos ávidos de incorporar talento y, mejor si es de proveedores cercanos, ya que implantar tecnología requiere confianza, acompañamiento y ver las necesidades de la empresa", indica. Según su hoja de ruta hacia la Industria 4.0, ya trabajan con herramientas de ciberseguridad, 'blockchain' y 'big data'. Muñoz asegura que "tenemos un exceso de información que hay que aprender a gestionar y proteger". En el objetivo final del proceso, se encuentra perfeccionar al máximo la trazabilidad del producto y una transparencia más nítida que la más fina loncha del mejor tocino.